viernes, 27 de febrero de 2015

‘El Piraña’ dedica su vida a ayudar a mayores y personas con discapacidad

Aunque la mayoría de los protagonistas de Verano Azul han dedicado sus vidas a otros menesteres y han decidido abandonar el mundo de la interpretación, nadie se hubiera imaginado en qué trabajarían algunos de ellos, como por ejemplo, ‘El Piraña’.

Todo recordamos a Miguel Ángel Valero como un entrañable niño de nueve años, gordito y con pecas, que sentía pasión por los bocadillos de calamares.

Pues bien, desde noviembre de 2014 ocupa un despacho del Ministerio de Sanidad dirigiendo el Centro de Referencia Estatal de Autonomía Personal y Ayudas Técnicas (Ceapat) del Imserso.

Ahora, Valero trabaja para facilitar la vida de mayores y personas discapacitadas a través de las nuevas tecnologías. Además, según parece, su vocación no es muy diferente a la que parecía tener cuando era pequeño.

‘Recuerdo que en el merendero del Ayo me preguntaron que quería ser de mayor y yo contesté que ingeniero electrónico’, recuerda Miguel Ángel.

Durante once años, fue profesor de la Universidad Politécnica de Madrid, donde también estudió Ingeniería de Telecomunicaciones hasta 1995.

Como anécdota cuenta que, aunque la mayoría de sus alumnos no sabían que había sido actor, cuando algún padre lo reconocía, le pedía una foto.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Si quieres hacer un comentario, rellena el siguiente campo. Por favor, dinos tu nombre para que los demás usuarios puedan dirigirse a ti si lo desean.