miércoles, 5 de septiembre de 2012

Cuando todo llega a su fin

‘Nada duele más que despedirse de las personas que quieres cuando uno ha pasado con ellos por la mejor experiencia de su vida’. Esas son las palabras de Miguel Joven ‘Tito’ para definir cómo se sentía, tanto él como sus compañeros, el día que el equipo de Verano Azul se despedía del pueblo de Nerja, que con tanto cariño acogió y trató a todos los miembros de Verano Azul 

TVE no podía dejar pasar la ocasión de dar las gracias, de forma simbólica, a todo el pueblo de Nerja, invitándoles a todos a una copita de despedida, ‘amarga despedida’ según Miguel, ya que hubo ‘lágrimas, besos, abrazos, promesas de volver y de llamar’. 

Como podéis ver en esta octavilla, el 29 de noviembre fue el día seleccionado para ‘el adiós’. La cita, el Mesón Miguel, hoy día una licorería en la esquina de calle Pintada con calle Cristo. No sería la única fiesta de celebración pues el Ayuntamiento tampoco quiso dejar pasar la ocasión. 

Además, con muchos de los compañeros fue más bien un ‘hasta luego’ ya que mantuvieron su promesa de volver a Nerja. ‘Muchos vinieron de vacaciones, algunos compraron un apartamento o continuaron sus relaciones personales y otros, como el Mago y grandísima persona, Sergio Arteta, nunca más volvieron a marchar’, recuerda Miguel.

4 comentarios:

"-...No me gustan las despedidas.
-Generalmente a nadie le gusta, sobretodo si despedirse significa, separarse de alguien a quien quieres"

Siento tener que corregir algo. El Mesón Miguel era el actual Bar Redondo, situado en la calle Gloria. No está ni en la calle Pintada ni en la calle Cristo, aunque se puede llegar a él por cualquiera de las dos. Allí, un grupo del Equipo, éramos muy asiduos.
De la impresión de los carteles y de su distribución se hizó cargo el propio Miguel, propietario del Mesón, quién hasta su reciente jubilación ha creado diferentes establecimientos hosteleros en nerja, como hoteles, bares y varios restaurantes. Veraneante.

Es como en el último capítulo "El fin del verano"; pese a que Julia cree que de llamarse la pandilla por teléfono lo irán dejando con el tiempo, Bea le dice a Quique que de verdad llame cuando estén en la ciudad, y este se lo jura "por su padre": sólo Julia y Desi no saben si volverán, pero de haberse filmado la continuación que se contempló está claro que sí, pues Antonio Mercero dijo "sólo que los chicos estarían un poco más crecidos", o sea que la pandilla habría vuelto a reunirse. Parece que en la vida real también fue así.

Publicar un comentario

Si quieres hacer un comentario, rellena el siguiente campo. Por favor, dinos tu nombre para que los demás usuarios puedan dirigirse a ti si lo desean.